barra azul

cabecera reducida 1 sin fondo

WEBS PARA COMUNIDADES


¿Tienes una comunidad o podrías tenerla?...

Si eres: Una escuela,un club, una asociación, un gimnasio, y tienes una base de clientes potenciales o reales que mantener en el tiempo...

Entonces no lo pienses más y dale lo que le falta a tu negocio: tu local o sede en la nube.

Ofrece diferentes servicios para los visitantes y para tus afiliados a través de una red social propia que fidelizará a tus clientes


El término comunidad virtual designa a las personas unidas a través de Internet por valores o intereses comunes (por ejemplo, gustos, pasatiempos o profesiones). La meta de la comunidad es crear valores a través del intercambio entre los miembros al compartir sugerencias o consejos o simplemente al debatir un tema.

Establecer una comunidad virtual puede resultar beneficioso para un sitio web ya que una comunidad crea en sus miembros un sentimiento de pertenencia y permite que el sitio web se desarrolle a través de un esfuerzo colectivo.

Más aún, una gran comunidad de usuarios puede tornarse algo positivo para la imagen del sitio porque presenta un factor de atracción y otorga al usuario una sensación de confianza.

Todos conocemos las redes sociales más importantes. Todas ellas están construidas alrededor de una gran comunidad virtual (que es el sitio en sí) y muchas comunidades más menos privadas en torno a los grupos de usuarios y que son subconjuntos de la principal.

También nosotros podemos tener una comunidad privada, o una red social privada si así se entiende mejor y sacar provecho de muchas formas alrededor de ella.

Hay casos en los que puede resultar especialmente fácil materializar una comunidad entre nuestros clientes, como es el caso de escuelas, clubes y asociaciones.

Estas actividades suelen articularse alrededor de locales físicos donde sus miembros pueden entrar en contacto con otros o con la organización, resultando compleja o casi imposible la interacción general de los miembros cuando no acuden al local o sede. La creación de una comunidad virtual puede romper muchos de los obstáculos físicos derivados de la naturaleza física de esos espacios, creando un espacio de encuentro virtual para que los miembros puedan interactuar desde cualquier sitio y en cualquier horario.

Crear una comunidad virtual es crear un local o sede en "la nube", accesible desde cualquier sitio, cualquier día y hora.

Otros casos pueden resultar menos evidentes, pero también pueden pueden consolidarse comunidades en casos concretos. Por poner un ejemplo, una juguetería podría crear una comunidad de aficionados al modelismo ferroviario, aeromodelismo... Una tienda de paintball podría crear una comunidad con sus clientes, o una de esquí, buceo, ciclismo...

El primer beneficio que obtendrían en uno de estos casos es que los clientes pasarían a ser mucho más que meros compradores pasando a formar parte de esa comunidad, lo que crea un lazo afectivo que aumenta la fidelización.

Para que una comunidad pueda comunicarse en torno a nuestra actividad o negocio lo que necesita es uno o  más medios de comunicación. Los medios de comunicación mas frecuentes son foros, blogs, chats, galerias multimedia, mensajería instantánea y correo electrónico.  La organización puede disponer de otros medios como los boletines de noticias, que además de difundir información pueden crear llamadas a la acción para los miembros de la comunidad, las encuestas,etc. Se pueden articular todos esos medios para que, junto con sistemas de gestión de eventos y calendarios ofrezcan servicios muy similares a los que estamos acostumbrados en las redes sociales más conocidas, por lo que podemos esperar que los miembros de la comunidad se acomoden a su uso de forma muy rápida.

Muy importante es que desde el punto de vista de negocio los miembros de la comunidad son un listado de clientes "vivos" que mantiene el contacto y que lo hacen de forma voluntaria. ¿Es posible pedir más?... ¿Te imaginas que podrías hacer con una comunidad?.

 

 

 

 

Si te gusta, puedes compartirlo en:

Compartir en FacebookCompartir en Google PlusCompartir en TwitterCompartir en LinkedIn